Thursday, January 3, 2013

 Chapter: 2013Page: 1



¿Cuántas veces les paso estar entre la espada y la pared? Querer con todas sus fuerzas una cosa, pero también querer la opuesta, sabiendo que solo podes tener una. 

A veces siento que algunas personas nacemos con una capacidad de ver la realidad mucho menor a otras. Vemos todo, siempre atentos a lo que pueda pasar, hasta que pasa y ya nuestra capacidad para ver no es la misma, bloqueamos lo ocurrido, lo negamos, cerramos los ojos y esperamos el momento de paz para volver a abrirlos, solo porque esa realidad a veces es demasiado para nosotros.

Elegir algo no siempre es blanco o negro, ir o no ir, a veces el querer o poder también entra en juego y lo difícil es poder separar lo que queremos de lo que debemos y viceversa, aunque eso implique dejar algo, que capaz no estamos listos para dejar, cerrar puertas que todavía no estaban abiertas, pero podrían haberlo estado. Es difícil, ¿Quién se negaría a algo que todavía no paso? ¿Porque esperar a que pase? ¿Y si nunca pasa? Todas esas preguntas y créanme, muchas mas, últimamente se me pasa por la cabeza mientras cierro los ojos, y siento que el tiempo pasa y yo no elegí. 

A veces confío que el tiempo todo lo soluciona, que el destino y la suerte van a ayudar al karma para que todo salga como quiero y termine todo feliz. Pero bueno… volviendo a la realidad, la vida es un día a día, cada uno es protagonista de su propia historia, cada día es un capitulo de un libro largo, donde nadie puede contarnos el capitulo siguiente, nosotros mismos lo escribimos, tristes, felices, malos y buenos, pero de eso se trata no? Los seres humanos por naturaleza elegimos vivir, tratando de siempre sentirnos bien, es como un instinto. Podemos equivocarnos pero después de todo, ¿A quien le gusta ser infeliz? ¿Estar solo?

Pocas cosas como el amor no se pueden elegir, sentir esa paz cuando la persona que amamos nos da un abrazo, que nos motiva a seguir intentando si nos fue mal, esa sonrisa cuando decimos “Te amo” que vale mas de 1 millón de dólares. Amar a ese perrito que nos salta cuando entramos a casa o al novio que nos pregunta como estamos día a día, todo vale si hablamos de amor. La familia que elegimos día a día llamada amigos, siempre esta para ayudarnos a elegir, saber orientarnos y levantarnos en las caídas ¿Como no amarlos?

En este 2013 que empieza, les deseo buenas elecciones. Que no le tengamos miedo a elegir, vivamos mas, pensemos lo necesario y disfrutemos lo que tenemos, que la vida es día a día, minute by minute, cuando elegimos con el corazón las cosas no salen mal, y si fallamos la historia nos regalara otro capitulo para solucionar las cosas si es lo que realmente queremos. 

Feliz año nuevo, buen comienzo para todas y todos.



 Impucitaa ®